pilones del jerte

Conoce las 8 grandes marmitas de Extremadura

En plena comarca del Valle del Jerte, en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, se sitúa la Ruta de Los Pilones, en el término municipal de la cacereña localidad de Cabezuela del Valle.

Se trata de una senda que transcurre por lo que se conoce como las ocho grandes marmitas de Extremadura y que podrás completar sin mayor dificultad. Cuenta con un recorrido de unos tres kilómetros que arranca en el Centro de Interpretación de la Garganta de los Infiernos, en el paraje de Los Arenales.

Sin lugar a dudas, Los Pilones de Jerte es la joya escondida de esta comarca natural, declarada Bien Cultural desde 1973. El sendero se encuentra perfectamente señalizado y comienza abriéndose paso por un castañar en el que se da una pendiente ascendente, y donde disfrutarás de unas vistas maravillosas.

Roca granítica, helechos, robles, cerezos y, en general, una vegetación generosa son los elementos naturales con los que podrás deleitarte por su belleza a lo largo de este primer tramo del camino.

Merece la pena completar esta ruta por la belleza y singularidad de sus parajes naturales. Destacan las numerosas gargantas y cascadas de aguas cristalinas con las que te irás encontrando mientras avanzas. En algunas, donde las aguas corran mansas, podrás disfrutar de un baño que te dejará como nuevo.

Asómate también a algunos de sus balcones como el Mirador del Chorrero de la Virgen, ubicado entre los arroyos Riscoencinoso y Putopadre, donde divisarás un precioso salto de agua que aumenta el caudal de la Garganta de los Infiernos.

La llegada a Los Pilones de Jerte ofrece una panorámica espectacular

El ascenso continúa durante unos metros hasta la llegada a Los Pilones de Jerte, un paraje que sin duda ofrece una panorámica espectacular. Deberás cruzar un pequeño puente para acceder a esta zona.

El efecto del agua a lo largo de los años ha ido tallando pequeñas pozas y saltos de agua que confluyen en piscinas naturales de granito, cuyo color gris claro contrasta a la perfección con el verde de la frondosa vegetación.

Los arroyos de Los Tres Cerros y del Collado de las Yegüas mezclan allí sus caudales. Si vas en verano y te decides a completar esta ruta de Los Pilones, tendrás la oportunidad de darte un baño en sus frías y cristalinas aguas. Es una zona ideal para pasar el día en familia.

La Ruta del Emperador, una opción alternativa

Una vez que hayas ascendido hasta Los Pilones y te hayas maravillado con la espectacularidad y singularidad de sus ocho grandes marmitas, si no quieres establecer tu campamento en la zona sino que prefieres continuar andando y descubrir nuevos rincones, tienes la opción de completar la Ruta del Emperador, que llega hasta el Puente Nuevo o el de Carlos V.

Es importante que tengas en cuenta, eso sí, que el recorrido es largo y algo más dificultoso, por lo que si te decantas por llegar hasta el final debes saber que, al menos, necesitarás seis horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *