fumar cachimba

Consejos para fumar cachimba

¿Recientemente has dejado a un lado tu cajetilla de cigarros y la has sustituido por una cachimba? Sin duda es una muy buena opción para conseguir dar el primer paso para tratar de dejar de fumar definitivamente, aunque puede ser que si no has tenido algo de ayuda te encuentres algo perdido a la hora de fumar en cachimba.

Por ello hemos creído que resultaría interesante darte una serie de trucos y consejos para fumar en cachimba con la ayuda de www.lacachimba.es, una tienda especializada en todo lo relacionado con las cachimbas, y ayudarte a que puedas disfrutar de la sensación más placentera. ¿Te interesa? Pues presta atención y toma nota.

Infórmate correctamente

Antes de nada es importante que te informes correctamente y que conozcas todo lo relacionado con las cachimbas. Debes saber que la cachimba utiliza un tabaco mucho más puro que los cigarros y que contiene una cantidad mucho menor de nicotina, ofreciendo una sensación muy diferente a la que produce el fumar un cigarro convencional.

Para poder fumar en cachimba necesitas contar con unos elementos imprescindibles, más allá de la propia cachimba, como el tabaco del aroma que más te guste y el carbón especial para conseguir la combustión del tabaco.

Prepara la pipa

De la buena preparación de la pipa dependerá que puedas disfrutar de la mejor sensación, por ello es importante que conozcas a la perfección todos los pasos que debes seguir. Lo primero es tener todo delante y comenzar a separarlo por partes. Por lo general se compone de la base, la manguera, una cacerola y el cuerpo, que es la parte que conecta la manguera, la cacerola y la base.

Después lo primero será llenar la base con agua o con el líquido que desees hasta que el cuerpo quede sumergido en el agua unos cinco centímetros. Mucha gente utiliza zumos o refrescos para potenciar su sabor, así como bebidas alcohólicas. Muchos también incluyen hielo para disfrutar de una sensación más refrescante.

Conecta

Lo siguiente que tendrás que hacer será conectar el cuerpo de la cachimba con la base ya llena de líquido. Una vez esté conectada, tendrás que asegurarte de que haya quedado perfectamente sellada. También tendrás que conectar la manguera en su lugar, para ello simplemente tienes que introducirla y empujar. Para terminar, sitúa la cacerola justo encima de la pipa.

Añade tabaco

Una vez tienes la cachimba perfectamente montada, tendrás que añadir tabaco sobre la cacerola. La cantidad dependerá del gusto de cada uno y del tipo de tabaco que hayas comprado. Con el tiempo tú mismo verás qué cantidad necesitas.

Para que el tabaco se mantenga en perfecto estado, cúbrelo con un poco de papel de aluminio, ya que éste no se quema no produce ningún tipo de gas perjudicial, y actúa como una tapadera perfecta. Después, hazle unos pequeños agujeros para que pueda respirar correctamente.

Ya para terminar y poder comenzar a disfrutar de tu cachimba tendrás que situar sobre el papel de aluminio perforado el carboncillo especial y prenderle fuego, para después inhalar por la manguera hasta que veas como el líquido comienza a burbujear. Lo siguiente será disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *