Diferentes tipos de platos de ducha, según su material de fabricación

Tienes pensado cambiar la bañera por un plato de ducha o, simplemente, te estás haciendo un baño y tienes la firme intención de poner un plato de ducha. En ambos casos, surge la necesidad de conocer los diferentes tipos que existen; con el fin de poder escoger, entre todos, el que mejor se adapte a tus necesidades.

Se trata de una importante decisión, pues, más allá de su valor estético, será la pieza encargada de aislar cualquier filtración de una fuente de agua. Una función de suma importancia y en la que mucho tienen que ver los materiales.

Los platos de ducha de resina: unos de los más demandados

Los platos de ducha que existen son los de porcelana, los platos de ducha de resina y los acrílicos. Los primeros son los clásicos más comunes, hasta ahora.

Esos modelos que, por su peso, no vibran al pisarlos; resistentes al rayado; y pesados, pero no, por ello, menos frágiles, por la propia naturaleza de los materiales.

Los platos de ducha acrílicos

El acrílico supuso, en su momento, la modernización de este tipo de piezas. Se ganaba en ligereza y son irrompibles, menos fríos y mucho menos altos, lo que suponía una eliminación de las barreras.

Eso sí, poniendo en una balanza estos dos modelos, tenemos que decir que, en este segundo caso, no todo iban a ser ventajas. Mientras que, en el primero de ellos, no existía la posibilidad de la aparición de moho; en este segundo caso, es todo lo contrario.

No obstante, debemos decir, para ser honestos, que los platos de ducha acrílicos son susceptibles de reparación y restauración.

Los platos de ducha de resina

La modernización más absoluta llegaba de la mano de la resina, el material que ha hecho posibles los diseños más innovadores y confortables del mercado; con unas cualidades, hasta ahora, inauditas: colores, terminaciones rugosas, fáciles de limpiar, cualidades hidrófugas y diversidad de medidas y formas.

Un tipo de plato de ducha y duro competidor respecto al resto de modelos de otros materiales a los que sumar los platos de ducha de pizarra. Poco que decir de un material bello y estético. Solo que son platos resistentes para gustos caprichosos.

Si estás pensando en poner un plato de ducha, te damos la bienvenida a este mundo de los platos, en el que te costará elegir, por la diversidad y el atractivo individual de cada uno de los materiales. En especial, cuando la innovación ha llegado a todos los modelos de una manera u otra.

Platos de ducha de resina, de cerámica o acrílicos: lo importante es que sean instalados de la manera más profesional, por la propia función para la que han sido creados e independientemente de las cualidades estéticas por las que hayan sido elegidos. Piensa en las dimensiones de tu baño y cíñete a las mejores opciones, en cada caso; y, por supuesto, a los consejos de los profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *