¿Qué necesitas para ser piloto de drones en España?

En los últimos años, los drones se han puesto de moda en todo el mundo. Estos útiles aviones no solamente son un divertido pasatiempo, sino que también son una potente herramienta de trabajo. Los usos que tienen son tan variados que no hay una sola área de actividad que no pueda beneficiarse de su utilización. Pero, precisamente por lo complejo y vasto de su alcance, no cualquier persona puede manejar esta clase de aparatos.

Los requisitos de vuelo están publicados en la Ley 18/2014, dentro del artículo 50. En esta ley se explica todo aquello que se refiere a las aeronaves civiles que son pilotadas a través de control remoto. Por ello, si quieres dirigir un dron debes tener en cuenta la siguiente información.

Requisitos para ser piloto

Para uso profesional

Puedes obtener la autorización siendo titular de una licencia de piloto. Si no es así, debes obtener el certificado Clase 2 para un uso profesional de drones. Para ello, debes pasar un examen teórico, uno físico y una prueba médica, así como matricular el dron para su identificación. Si el dron no pesa más de 25 kg, basta con tener un certificado básico. Siempre puedes realizar un curso de drones para obtener dicho certificado. Además, los drones de menos de 25 kg en vuelo necesitan de un seguro, cuyo precio dependerá de las especificaciones del aparato y de la aseguradora en cuestión.

Para uso lúdico

No es necesaria ninguna certificación ni seguro, siempre que tu dron no supere los 2 kg de peso. Además, debes seguir las recomendaciones estipuladas desde la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea).

Normas fundamentales de uso

– No usar sobre aglomeraciones de personas al aire libre ni sobre ciudades. Solamente pueden grabarse fiestas, conciertos y otro tipo de eventos cuando son en espacios completamente cerrados (con techo) y se dispone de la autorización del propietario.

– No usar durante la noche. Debes manejar el dron en las mejores condiciones de visibilidad y la noche no es un momento del día que cumpla con estos requisitos.

– Usar a una distancia de, al menos, 8 kilómetros de un aeródromo. Debes usar tu dron a una distancia mínima de 8 kilómetros de cualquier lugar donde se realicen vuelos, ya sean estos de parapente, helicóptero o aviones comerciales. Para aeropuertos de vuelo instrumental, como el Aeropuerto de Madrid Barajas, la distancia aumentará hasta los 15 kilómetros.

– No usar por encima de los 120 metros de altura. Esta norma pretende evitar accidentes con otras aeronaves que pueden volar a esa altura.

– No superar los 500 metros de distancia. Esta medida de seguridad se aplica a los pilotos que no tienen licencia. Nunca se puede perder de vista el dron mientras se está usando.

– Usar solamente en clubs de aeromodelismo o zonas no controladas si no se dispone de licencia.

En definitiva, un uso indebido del dron puede llevar a pagar multas de hasta 225 000 euros. Por esta razón, es importante que cuentes con la documentación necesaria y sigas las normas a tal efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *